Aceite de lavanda

Uno de los aceites esenciales más populares, el aceite de lavanda es considerado uno de los tratamientos para el cabello más eficaz para la prevención de caida del pelo.

Su capacidad para combatir la alopecia permite la posibilidad de recrecimiento a los pocos meses de uso regular.

El aceite es además un poderoso antiséptico que ayuda a eliminar infecciones en el cuero cabelludo como microbios, hongos y virus.